tarta de calabacin - pan uvas y queso

Tarta de calabacín y gambas

Imprime esta receta
Estos días me salen los calabacines por las orejas… No hay vecino que no me ofrezca y, como no sé decir que no, ando comiendo calabacín a todas horas y en cualquier presentación. ¿Mi opción favorita? Las croquetas de calabacín. Pero como ya se sabe que “lo poco agrada y lo mucho cansa” y ante la opción de acabar cogiendo manía a mis deliciosas croquetas, decidí cambiar y combinar varias recetas para preparar esta tarta de calabacín y gambas.

 

tarta de calabacin - pan uvas y queso

 

Ingredientes (para un molde de 26 centímetros de diámetro):

Para la masa:

Harina de trigo: 200 gramos.

Mantequilla: 100 gramos.

Agua fría: 60 mililitros.

Para el relleno:

Calabacín: uno.

Puerro: uno.

Gambas peladas: 250 gramos.

Huevos: 4.

Nata 20% M.G.: 200 mililitros.

Queso Emmental rallado: 150 gramos.

Nuez moscada.

Sal.

Pimienta negra.

Aceite de oliva virgen extra.

 

Elaboración de la tarta de calabacín y gambas:

Pon en un bol la harina y añade la mantequilla, fría, en dados. Amasa con las manos hasta que la masa tenga una textura arenosa. Añade una pizca de sal y el agua poco a poco y sigue amasando hasta que la masa esté lisa.

Haz una bola con ella, tapa el bol con papel film y métela en la nevera durante 20 minutos, como mínimo.

Mientras la masa está en la nevera, prepara el relleno de la tarta. Pela el calabacín y córtalo en dados y trocea la parte blanca del puerro.

En una sartén calienta un poco de aceite de oliva y pocha la verdura, con sal, a fuego lento. Para asegurarte que el calabacín esté bien hecho, hazlo con el fuego muy bajo y la sartén tapada.

Cuando el calabacín esté tierno, sube el fuego para que se evapore el agua de la sartén. Entonces, añade las gambas y mezcla todo muy bien. Baja la potencia y mantén la sartén durante 2 minutos. Reserva el contenido de la sartén mientras preparas la base de la tarta.

Cocción de la tarta

Enciende el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Saca la masa de la nevera y estírala con un rodillo hasta que alcance un grosor de 2 milímetros. Forra el molde con la tarta. Asegúrate de que está bien estirada por los laterales, dándole forma con los dedos en el borde entre el fondo y el lateral.

Si sobresale masa por los laterales, retírala. Pincha la base del molde con un tenedor para evitar que se hinche durante la cocción y hornea durante 8 minutos. Pasado el tiempo, sácala del horno y déjala enfriar.

En un bol bate los huevos con la nata y un poco de sal. Añade la mezcla de la sartén y mezcla todo. Por último, hecha el queso rallado, un poco de nuez moscada, un poco de pimienta negra y un poco de sal. Vierte esta mezcla sobre el molde y hornea durante 10 minutos a 180ºC.

Antes de sacar tu tarta de calabacín del horno, pincha con un palillo y comprueba que el huevo esté bien hecho. No es necesario que esté seca del todo, pero sí que no se vea líquida.

En ese momento, apaga el horno, abre la puerta y deja que tu tarta se enfríe dentro del horno. Puedes comerla recién hecha y puedes guardarla en la nevera y comerla completamente fría.

 

tarta de calabacin - pan uvas y queso

 

Resumen
recipe image
Nombre de la receta
Tarta de calabacín y gambas
Nombre del autor
Publicado en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
Puntación media
51star1star1star1star1star Based on 2 Review(s)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.