focaccia con poolish - pan uvas y queso

Focaccia con poolish

Imprime esta receta

Esta focaccia con poolish que traigo hoy es del libro «El aprendiz de panadero»  de Peter Reinhart.

 

focaccia con poolish - pan uvas y queso

 

Una de mis primeras entradas en el blog fue una focaccia con hierbas provenzales y aceitunas negras que he preparado decenas de veces 😊

Cuando preparamos una masa levada en casa podemos amasar a mano o en una amasadora. A mi me gusta mucho amasar a mano, me parece muy relajante, pero no siempre tengo tiempo para hacerlo.

Si queremos amasar con una máquina, para mi gusto la mejor opción es recurrir a una amasadora«, al fin y al cabo están diseñadas específicamente para eso.

Lo malo es que la mayoría de las personas tenemos espacio limitado y solemos tener que elegir un electrodoméstico que cumpla varias funciones en una sola máquina. En ese caso, buscaremos el  el mejor robot de cocina. Yo confieso que aún no lo he encontrado o si lo he hecho estaba fuera del  alcance de mi bolsillo, jajaja.

 

INGREDIENTES de la focaccia con poolish:

Para el poolish:

Harina panadera: 280 gramos.

Agua: 315 mililitros.

Levadura fresca: 2,65 gramos.

Para la masa:

Harina panadera: 340 gramos.

Sal: 2 cucharaditas.

Levadura fresca: 15 gramos.

Aceite de oliva virgen extra: 90 mililitros.

Agua: 180 mililitros.

 

Valores nutricionales (por porción de 100 gramos):

Calorías: 284.

Hidratos de carbono: 38 gramos.

Grasas: 12 gramos.

Proteínas: 5 gramos.

Precio (por ración): 0,11€.

 

ELABORACIÓN de la focaccia con poolish:

Para preparar el poolish disuelve la levadura en un poco de agua templada. En un bol mezcla la harina, el agua restante y la levadura. La masa será blanda y pegajosa. Tapa el bol con film de cocina y deja que fermente a temperatura ambiente durante 3 ó 4 horas, o hasta que aparezcan burbujas y la masa quede muy esponjosa. Mételo en la nevera tapado, donde puedes conservarlo hasta 3 días.

 

 

Saca el poolish de la nevera una hora antes de hacer la masa. Mezcla la harina, la sal y la levadura (disuelta en un poco de los 180 mililitros de agua templada) en un bol. Añade el aceite, el poolish y el resto del agua y mezcla con una espátula de silicona hasta tener una bola pegajosa. Con las manos mojadas, vete amasando con la masa dentro del bol. Con una mano agarra el bol y con la otra amasa. Durante el amasado cambia el giro del amasado. Amasa durante unos 5 minutos o hasta que la masa quede suave y homogénea.

 

Formado:

Echa harina sobre la superficie de trabajo creando un lecho de unos 15 centímetros de lado. Con una espátula mojada, saca la masa y ponla sobre la harina; espolvorea generosamente con más harina y vete aplastando hasta obtener un rectángulo. Deja reposar la masa 5 minutos.

 

 

Enharínate las manos y estira la masa por los extremos hasta que doble su tamaño. Pliégala como si fuera una carta. Humedece la parte superior de la masa con un poco de aceite, vuelve a espolvorear con harina y cúbrela suavemente con film de cocina.

 

 

Deja que repose 30 minutos. Vuelve a repetir los pasos anteriores (estirar, doblar, aceite, harina y tapar). Deja que repose otros 30 minutos y repite el proceso por última vez. La última fermentación será de una hora.

Forra una bandeja de horno con papel vegetal. Unta el papel con aceite de oliva y después úntate las manos con ella. Pasa la masa a la bandeja intentando mantener la forma rectangular en la medida de lo posible. Echa un poco más de aceite de oliva sobre la superficie de la masa.

Con las yemas de los dedos vete haciendo unos hoyos sobre la superficie de la focaccia. Añade la cobertura que vayas a ponerle.

Cubre la bandeja con film de cocina sin apretarlo. Deja que fermente unas dos horas a temperatura ambiente.

15 minutos antes de meterla en el horno, puedes volver a poner aceite de oliva y a hacer hoyos.

 

Horneado:

Calienta el horno a 260º, mete la focaccia en el horno y baja la temperatura a 230ºC. Cocina durante 10 minutos. Gira la bandeja 180º y cuece durante 5-10 minutos más, hasta que la focaccia esté dorada. Deja que se enfríe sobre una rejilla.

 

focaccia con poolish - pan uvas y queso

¿Quieres más?

3 pensamientos en “Focaccia con poolish”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *