espuma de fresas en thermomix - pan uvas y queso

Espuma de fresas en Thermomix

Imprime esta receta

Hace muchísimo tiempo que tenía ganas de probar esta espuma de fresas en Thermomix de Velocidad Cuchara. Cada vez que la veía por la red se me hacía la boca agua y no me creía que un dulce tan sencillo fuese a estar tan rico. Pues me equivocaba 😊

espuma de fresas en thermomix - pan uvas y queso

Para preparar esta espuma de fresas en Thermomix solo necesitas un puñado de fresas congeladas. Yo aproveché unas que estaban a punto de estropearse y las metí en el congelador unas horas antes de preparar la espuma de fresas en Thermomix. La receta lleva plátano, pero si no tienes puedes prescindir de él. O probar a poner otra fruta 😉

Si te gustan este tipo de postres rápidos hechos en Thermomix, puedes probar la crema fría de limón.

INGREDIENTES (para 4 personas):

Azúcar blanca: 80 gramos.

Fresas congeladas: 100 gramos.

Plátano congelado: 50 gramos.

Zumo de limón: una cucharadita.

Clara de huevo: una.

ELABORACIÓN DE LA ESPUMA DE FRESAS EN THERMOMIX:

Pon en el vaso el azúcar y pulverízala 10 segundos, velocidad progresiva 5-10.

Añade las fresas, el plátano (cortado en trozos) y el zumo de limón. Programa 30 segundos, velocidad 5. Si la fruta no se ha quedado bien triturada, vuelve a programar unos segundos a la misma velocidad.

Pon la mariposa en el vaso y echa la clara de huevo (recién sacada de la nevera). Programa 7 minutos, velocidad 4. Abre el vaso y verás una grata sorpresa 😊

Sirve la espuma recién hecha o métela en la nevera hasta la hora de comerla.

espuma de fresas en thermomix - pan uvas y queso

4 pensamientos en “Espuma de fresas en Thermomix”

  1. Hola Alicia. Muchas gracias por pasarte y por tu cariñoso comentario.
    Tengo la espuma de fresas, pero sin plátano, publicada y también con melocotón. Se puso de moda hace unos años y la verdad es, que está deliciosa y es sana y bien fácil. Prueba con otras frutas y verás como también te gusta.
    Besos y buen fin de semana.

    1. Gracias por tu visita, Marisa 🙂

      Es verdad que la espuma es de esas recetas clásicas que de vez en cuando resurgen, ¡y es que no me extraña! Probaré con otras frutas, desde luego 🙂

      Un abrazo apretado :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *