Alcachofas confitadas en Crock-Pot

Imprime esta receta

 

Si el otro día preparamos las alcachofas asadas en Crock-Pot hoy vamos a confitarlas.
Después de ver cómo le habían quedado a Pistacho no podía resistirme a prepararlas.
El confitado es una técnica de preparación de alimentos que consiste en cocinar a muy baja temperatura.
 
INGREDIENTES:
 
Alcachofas.
Aceite de oliva virgen extra.
Laurel: 1 hoja.
ELABORACIÓN:
 
Cortamos el tallo de las alcachofas. Quitamos las hojas exteriores más duras y cortamos las puntas al resto de las alcachofas.
Las partimos por la mitad y las metemos en la Crock-Pot. Cubrimos con aceite de oliva y echamos las especias que más nos gusten, yo puse laurel.
 
Seleccionamos temperatura alta y dejamos que se cocinen durante 2 horas. La primera media hora dejamos la Crock-Pot tapada y el resto del tiempo, destapada.
Podemos comerlas inmediatamente o guardarlas en la nevera dentro del aceite hasta el momento de consumirlas.
El aceite sobrante podemos aprovecharlo para aliñar en crudo, pues tendrá un sabor delicioso.

 

 

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *