Masas

Schiacciata italiana (tradicional o Thermomix)

Imprime esta receta
Cuenta la Wikipedia, que la schiacciata es una focaccia toscana cocida en horno y condimentada con aceite de oliva y sal. Puede untarse con manteca, llamándose entonces schiacciata unta (‘untada’).

 

 

Una variante es la hecha con salumi (fiambre, siendo el más indicado la mortadela) o queso, aunque el relleno cambia según los gustos. La Toscana ha registrado como prodotto agroalimentare tradizionale la schiaccia di Grosseto y la schiaccia pizzicata di Montiano.

La variante de Catania consiste en rellenar la masa de pan con queso curado (preferiblemente sin sal), anchoas sin aceite, pimienta, aceite o alternativamente alcachofa (o brécol), aceituna negra, anchoas, aceite, sal y pimienta. Existen muchas variantes. ¡Y ahora las quiero probar todas!

Que adoro cocinar es evidente. Si no, no tendría un blog de cocina. Y adoro tanto cocinar como odio fregar, sobre todo por la noche. Todas las noches me debato entre la pereza que me da dejar la cocina recogida y la satisfacción que me da levantarme al día siguiente y verlo todo en su sitio.

Así que procuro optar por cenas que me permitan dejar la cocina lo más recogida posible antes de ponerme a cenar. Y hace años que decidí que hornear una masa los domingos es la mejor manera de terminar la semana. Comiendo algo muy rico y con la cocina limpia.

Y ahí empezó mi afición por las focaccias y cocas.

En esta ocasión, quería preparar una focaccia un poco diferente y recordé esta receta de Gastronomía y Cía. La diferencia fundamental con la focaccia, es que la masa de la schiacciata lleva vino blanco. Por encima lleva semillas de hinojo que yo he sustituido por orégano seco.

Y para acompañarla, un buen jamón de Guijuelo o un embutido de Salamanca. Con la venta online cualquier cosa que se nos antoje está a un solo clic de nuestra casa. Por ejemplo, puedes comprar jamón deshuesado de Guijuelo en eiberico.com. Sale muy bien de precio y si tienes un cortafiambres en casa, lo puedes cortar muy fácilmente.

Y si te apetece cualquier otro embutido, puedes comprar embutidos de Salamanca online en nietomartin.es.

Con estas opciones, te vas a quedar con las ganas?

¡Vamos a preparar la schiacciata!

 

Ingredientes:

Harina de trigo: 500 gramos.

Levadura fresca de panadero: 10 gramos.

Vino blanco dulce: 100 mililitros.

Agua: 200 mililitros.

Sal: 8 gramos.

Aceite de oliva virgen extra: 25 gramos.

Para la cobertura:

Orégano seco.

Sal en escamas.

Aceite de oliva virgen extra.

 

Elaboración de la schiacciata (tradicional):

Pon la harina en un bol. Templa un poco del agua y disuelve la levadura en ella. Echa la levadura en el bol junto con el resto del agua, el vino, la sal y el aceite de oliva. Mezcla todo, saca la masa del bol y empieza a amasar hasta que tengas una masa lisa y elástica.

Coge un bol limpio, pinta las paredes con aceite de oliva, haz una bola con la masa y métela en el bol. Tapa el bol con papel film y déjala que suba.

Cuando haya subido, saca la masa del bol y desgasifícala levemente sobre una superficie enharinada. Vuelve a darle forma de bola, pon un poco de harina por encima y tápala con un paño, dejándola reposar durante 5 minutos.

Después de reposar pon la masa sobre papel de hornear y empieza a estirarla ayudándote con las manos. Recuerda que si la masa ofrece resistencia tienes que dejarla reposar unos minutos hasta que puedas trabajarla bien.

Estírala todo lo que puedas, ya que crecerá durante la cocción. Yo no lo hice del todo (¡me podían las prisas!) y me quedó un poco más gordita, como puedes ver en las fotos.

Una vez que la hayas estirado, espolvorea sobre la superficie el orégano seco, las escamas de sal y pon un poco de aceite de oliva. Tapa de nuevo la masa y deja que crezca durante 30 minutos.

Después, enciende el horno a 200ºC. Antes de meter la schiacciata en el horno, haz unos agujeros en la superficie apretando los nudillos (o las yemas de los dedos) por la superficie.

Hornea durante 18 minutos, hasta que esté dorada.

Déjala enfriar sobre una rejilla cuando la saques del horno.

 

Elaboración (Thermomix):

Si tienes una Thermomix, puedes amasar tu schiacciata en ella. Sólo tienes que poner todos los ingredientes de la masa en el vaso y programar 8 minutos, velocidad Espiga. Una vez amasada, el resto de la elaboración de la receta es igual.

 

 

Resumen
Nombre de la receta
Schiacciata
Nombre del autor
Publicado en
Tiempo de preparación
Tiempo de cocción
Tiempo total
Puntación media
5 Based on 1 Review(s)
Alicia

Share
Published by
Alicia

Recent Posts

Champiñones en vinagre

El Nido de Mamá Gallina llama a esta receta de champiñones en vinagre, “boquerones veganos”. Y…

6 meses ago

Los mejores regalos para un amante de la buena comida

Ofrecer la Pasión por la Cocina: Regalos que Encantan los Paladares La cocina es todo…

8 meses ago

Tortilla de escabeche madrileña

Esta receta de tortilla de escabeche madrileña es del libro “El menú de cada día”…

1 año ago

Empanada de bonito

Mi madre era una cocinera fabulosa. Qué sorpresa, ¿verdad? Y es que todas las madres…

1 año ago

Brownie cheesecake

Hace un año me compré el libro “Las mejores tartas de queso" de Bea Roque…

1 año ago

Vinos blancos godello: Una fantástica opción para maridar todo tipo de recetas

Los vinos blancos elaborados a través de la variedad de uva Godello han encandilado a…

1 año ago