Magdalenas de crême fraîche

Imprime esta receta

 

La crème fraîche, como su propio nombre indica, es una crema fresca. Es grasa, similar a la crema agria pero menos amarga. Si esperamos un día después de hacerlas para comerlas se secarán un poco y estarán más ricas.
INGREDIENTES:
Harina de trigo: 200 gramos.
Crème fraîche: 200 mililitros.
Aceite de oliva virgen extra: 200 mililitros.
Azúcar: 150 gramos.
Huevos: 3.
Levadura química: 16 gramos.
Sal: 1/4 de cucharadita.
ELABORACIÓN:
Batimos los huevos con el azúcar hasta que la masa blanquee. Añadimos la crême y el aceite y volvemos a
batir hasta que se hayan mezclado.
En otro bol, tamizamos la harina con la levadura. Añadimos la sal y la ralladura de limón. Mezclamos estos
ingredientes con una cuchara.
Añadimos esta mezcla a la anterior y removemos con una cuchara hasta que esté homogénea.
Tapamos el recipiente con film y lo metemos en la nevera, un mínimo de una hora y un máximo de…¡lo que aguanten las ganas por comer magdalenas!
Precalentamos el horno a 250ºC. Sacamos la masa de la nevera y la batimos con unas varillas. Rellenamos las cápsulas unos 3/4 de su capacidad. Por encima, podemos poner lo que más nos guste. En mi caso, un poquito de azúcar.
Las horneamos 14 minutos a 210ºC o hasta que estén doradas.

 

¿Quieres más?

6 pensamientos en “Magdalenas de crême fraîche”

  1. Que gusto da hacer magdalenas y que salgan tan bonitas y esponjosas como estas, te han quedado perfectas con esa costra de azúcar….me encantan!!!
    Un bst.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *