Patatas a la burgalesa (tradicional o Crock-Pot)

Imprime esta receta

 

En todas las provincias españolas hay un plato típico de patatas. Tanto es así que creo que podríamos recorrer toda España saltando de plato en plato, jajaja.

Las patatas a la burgalesa son muy parecidas a las patatas a la riojana. Como es lógico, cuando dos sitios están cercanos las costumbres son muy similares. Y eso se extiende a cualquier faceta de nuestra vida.
La diferencia entre estas patatas y las riojanas, es que en este plato se utiliza el puerro y el huevo cocido.
Añadir un huevo cocido a unas patatas guisadas les aporta un plus muy interesante. En color, en sabor y en textura, como se puede ver en estas patatas a la alcorina o en estas patatas de la casa.
De esta manera podemos disfrutar de un plato único y no tener que pensar en el segundo plato. A mi es que la posibilidad de preparar un solo plato por comida me parece muy tentadora y procuro preparar recetas que sean así.
La receta original que he seguido para preparar este plato podéis verla aquí.
INGREDIENTES (para 4 personas):
 
Patatas: 800 gramos.
Puerro: 250 gramos.
Ajo: un diente.
Tomate: 250 gramos.
Chorizo: 100 gramos.
Agua.
Huevo: 2.
Perejil picado: una cucharada.
Sal.
Aceite de oliva virgen extra.
Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 416.
Hidratos de carbono: 38 gramos.
Grasas: 20 gramos.
Proteínas: 16 gramos.
Precio (por ración): 0,89€.
ELABORACIÓN (tradicional):
Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en trozos chascándolas. Pelamos el puerro y lo picamos. Pelamos el tomate, lo troceamos y lo dejamos escurriendo en un colador. Retiramos la piel del chorizo y lo cortamos en rodajas.
En una cacerola calentamos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos el puerro hasta que empiece a dorarse. En ese momento añadimos el diente de ajo (entero, con piel) y el tomate y rehogamos hasta que el jugo del tomate empiece a evaporarse. En ese momento añadimos las patatas y las rehogamos. Añadimos el chorizo, que también rehogaremos, el agua y la sal y cocinamos a fuego lento durante media hora, aproximadamente.
Mientras las patatas se guisan, cocemos los huevos.
Cuando las patatas estén hechas las servimos con los huevos cocidos picados y el perejil.
ELABORACIÓN (Crock-Pot):
Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en trozos chascándolas. Pelamos el puerro y lo picamos. Pelamos el tomate, lo troceamos y lo dejamos escurriendo en un colador. Retiramos la piel del chorizo y lo cortamos en rodajas.
En una cacerola calentamos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos el puerro hasta que empiece a dorarse. En ese momento añadimos el diente de ajo (entero, con piel) y el tomate y rehogamos hasta que el jugo del tomate empiece a evaporarse. En ese momento añadimos las patatas y las rehogamos. Añadimos el chorizo, que también rehogaremos y pasamos todo a la olla lenta.
Cubrimos las patatas con agua, salamos y cocinamos durante 4 horas en temperatura alta.
Mientras las patatas se guisan, cocemos los huevos.
Cuando las patatas estén hechas las servimos con los huevos cocidos picados y el perejil.

 

 

 

¿Quieres más?

6 pensamientos en “Patatas a la burgalesa (tradicional o Crock-Pot)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *