Dorayakis

Imprime esta receta

“Una pastelería en Tokio” (Naomi Kawase, 2015″ es la película que homenajeamos este mes
desde el reto Cocina de Película.

En
ella, estos dulces japoneses tienen un papel destacado, así que no
tuve que pensar mucho en la receta que iba a preparar. Además, a mi
hijo le encanta “Doraemon” y este pastel es el dulce
favorito de Nobita, uno de los protagonistas. Llevaba mucho tiempo
pidiéndome que se los preparase, así que en esta ocasión no tenía
escapatoria.

Mis dorayakis van rellenos de crema de chocolate, pero en la receta tradicional van
rellenos de anko (una especie de judía dulce) y chocolate.

La
receta que seguí para prepararlos es de Anna Recetas Fáciles.

Con
la cantidad de masa de la receta salen 10 tortitas (en una sartén de 13 centímetros), por lo que tendremos 5 dorayakis.

INGREDIENTES:

Harina
de trigo: 250 gramos.
Azúcar:
50 gramos.
Miel:
una cucharadita.
Huevos:
2.
Levadura
química: una cucharadita.
Sal:
un pellizco.
Agua:
75 mililitros.
Crema
de chocolate para untar.

Valores
nutricionales (por dorayaki):
Kilocalorías:
352.
Hidratos
de carbono: 56.
Grasas:
11 gramos.
Proteínas:
8 gramos.

Precio
(por
dorayaki): 0,4€.

ELABORACIÓN:

En
un bol batimos, con unas varillas, los huevos, el azúcar, la
miel y la sal.

Añadimos
el agua y batimos de nuevo.

Echamos
la harina tamizada con la levadura y mezclamos bien.
Necesitamos que la masa sea bastante líquida, similar a la de
las tortitas así que es posible que necesitemos añadir más agua. Debemos tener
en cuenta que no todas las harinas tienen el mismo poder de absorción
y que no todos los huevos pesan lo mismo. Yo lo hice a ojo, hasta que
encontré una textura que me pareció correcta.

Tapamos
el bol con film, lo metemos en la nevera y lo dejamos reposar
durante 30 minutos.

Calentamos
un poco de aceite en la sartén y la esparcimos con papel de
cocina o con un pincel. Con ayuda de un cucharón echamos una porción
de masa (con medio cucharón, aproximadamente, será suficiente para
cada tortita) en la sartén. Cuando veamos que la superficie de la
tortita se llena de burbujas pequeñas le damos la vuelta
ayudándonos con una espátula de silicona.

Repetimos
hasta que se termine la masa. Una vez fríos, los rellenamos
con la crema de chocolate.

¿Quieres más?

10 pensamientos en “Dorayakis”

  1. No sé qué tendrá Doraemon que lleva gustando a los niños muuuuchos años. A mí el niño me parece un poco tonto, pero seguro que a mi hija le gustan estos dibujos también. Ahora mismo no le hace caso, pero es que está a punto de cumplir un año y estas cosas aún no le llaman.

    No sabía que tenías un niño, todos los días se aprende algo nuevo.

    Los dorayakis te han quedado estupendos ¡quiero uno! ¡qué hambre a estas horas ya!

    ¡Besos mil!

    1. A mi también me pone muy nerviosa Nobita pero mi hijo no se los pierde ni un día. Tiene ya 4 años, así que los dibujos le interesan más que a tu peque 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *