Mejillones en escabeche (tradicional o Crock-Pot)

Imprime esta receta

No
me gustan los mejillones. Pero si alguien me pone un plato delante,
los devoro y los disfruto. No sabría decir por qué sigo negando que
me gustan, pero es así. Mi cabeza dice una cosa y mi gusto, otra.

Así
que Carolina propuso el reto de este mes enseguida pensé que era la ocasión
para preparar esta receta a la que le tenía muchas ganas desde hace
tiempo.

La
receta que seguí fue la del libro “Cocina en casa con Martín
Berasategui”
, pero hay muchas versiones de este escabechado.

Los
mejillones que utilicé son los que ya vienen cocidos porque soy
totalmente incapaz de cocer marisco o moluscos frescos. Sólo de
pensar que hay que meter en agua hirviendo algo que está vivo se me
revuelve el estómago.
Si quieres ver el resto de las recetas del reto, solo tienes que hacer click sobre el logo:

INGREDIENTES:

Mejillones:
1 kilo.
Vino
blanco: 50 mililitros (si los hacemos en la Crock-Pot no lo
utilizaremos) + 2 y1/2 cucharadas.
Cebolleta:
1.
Ajo:
4 dientes.
Laurel:
1 hoja.
Aceite
de oliva virgen extra: 4 cucharadas + 125 mililitros.
Pimienta
negra: 5 granos.
Pimentón
dulce: una cucharadita.
Pimentón
picante: media cucharadita.
Vinagre
de sidra: 125 mililitros.
Sal:
una pizca.

Valores
nutricionales (por 100 gramos):
Kilocalorías:
306.
Hidratos
de carbono: 7 gramos.
Grasa:
24 gramos.
Proteínas:
14 gramos.

Precio
(por ración de 100 gramos):
0,68€.

ELABORACIÓN
(tradicional):

En
una cazuela grande ponemos las cucharadas de aceite, la
cebolleta picada, el laurel, la pimienta en
grano y los dientes de ajo enteros. Cocemos a fuego muy lento
durante 10 minutos. Añadimos los mejillones* y las
cucharadas de vino, cuando los mejillones se abran los
sacamos.
*
Si los mejillones están ya cocidos, añadiremos el vino al principio
de la cocción junto con el aceite, la cebolleta, el laurel, etc.

Echamos
los pimentones y dejamos reducir el jugo durante
unos instantes. Añadimos el resto del aceite, el vinagre
y el resto del vino. Subimos el fuego y al primer hervor
mantenemos hirviendo durante 8 minutos. Apagamos el fuego y
añadimos los mejillones sin cáscara.

Dejamos
reposando un mínimo de 12 horas.

ELABORACIÓN
(Crock-Pot):

Ponemos
en la olla las cucharadas de aceite, la cebolleta
troceada, el laurel, la pimienta en grano y los dientes
de ajo enteros. Cocinamos dos horas en temperatura
baja.

En
una cazuela ponemos a hervir un poco de agua con las cucharadas de
vino. Ponemos los mejillones y los mantenemos hasta que se abran. Los
retiramos del fuego, dejamos que se templen y los retiramos de las
cáscaras. Reservamos el caldo de cocción.*
*Si
utilizamos los mejillones ya cocidos nos saltaremos este paso.

Añadimos
los pimentones, el resto del aceite y el vinagre.
Cocinamos una hora en temperatura baja. Añadimos los
mejillones. Los mejillones deben quedar cubiertos por el
escabeche, así que si es necesario añadiremos agua de la cocción.

Apagamos
la olla y dejamos que se enfríe.

Los
pasamos a un recipiente hermético y dejamos reposar un mínimo
de 12 horas.

Y si quieres comprar estas latas tan monas, puedes hacerlo aquí.

¿Quieres más?

5 pensamientos en “Mejillones en escabeche (tradicional o Crock-Pot)”

  1. Alicia!!! He estado probando con recetas de mejillones. Probé unos como aperitivo de bienvenida en el restaurante Quema – en los bajos del museo Pablo Gargallo – y me encantaron. Desafortunadamente despues de varios intentos no consigo acercarme ni por asomo a los del restaurante ni a mis favoritos de conservas Albo. Intentaré con tu receta. Por cierto que varias recetas añaden también clavo.

    1. Por aquí han gustado mucho 🙂 A pesar de que no es mi plato favorito, bajo mi punto de vista, el sabor está muy logrado. Ya me contarás si los haces 🙂

  2. Alicia qué casualidad. Hemos hecho la misma receta y del mismo cocinero jeje. Y qué buenos están, para mojar pan y no parar
    Un besazo guapa!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *