Pote asturiano (tradicional o Crock-Pot)

Imprime esta receta

Si
hay un plato que podría comer a diario, es éste. Cada vez que vamos
a Asturias a visitar a la familia, es comida obligada, sea verano o
invierno. Hasta ahora no lo había preparado en casa, pero en uno de
nuestro últimos viajes me armé de valor y compré berzas para
congelarlas en casa, ya que la berza es un tipo de col que solo se
come en Galicia y Asturias.

Como
en todos los cocidos, es básico comprar un buen embutido, lo que en
Asturias se llama “compango”. Afortunadamente, cada vez es
más fácil encontrar compango asturiano en toda España (el de la
marca “Chico” es el más habitual y es bastante decente).

Las
fabas que llevan este pote también deben ser buenas, no merece la
pena echarlo a perder poniendo cualquier judía blanca.

La
receta que seguí es la del libro “Platos típicos de
Asturias”
de María Luisa García, aunque yo puse
menos fabas de las que indica la receta porque no me van mucho.

INGREDIENTES
(para 4 personas):

Fabas:
500 gramos.
Berza:
unas hojas.
Morcilla:
2.
Chorizo:
2.
Lacón:
250 gramos.
Tocino:
100 gramos.
Ajo:
1 diente.
Pimentón
dulce: una cucharadita.
Patatas:
500 gramos.
Aceite
de oliva virgen extra.

ELABORACIÓN
(tradicional):

Se
remoja el lacón durante toda la noche en agua templada y las alubias
en agua fría.

En
una cacerola, ponemos las fabas, las morcillas, los
chorizos, el tocino y el lacón. Cubrimos con
agua fría y dejamos que de un hervor. Retiramos la espuma que
se forme y cocinamos a fuego lento durante 2 horas.

Lavamos
las berzas y las picamos. En una cacerola las dejamos hervir
durante media hora en agua con sal. Una vez cocida se lava y se
escurre y se añade a las fabas. Se remueve para mezclarlo y se
añaden las patatas picadas menudas. Si es necesario se añade
agua hirviendo, hasta que quede todo cubierto.

En
una sartén se pone un poco de aceite, cuando está caliente, se fríe un diente de ajo, una vez dorado se estruja con un tenedor para que
suelte el jugo y se separa. Cuando el aceite está aún caliente se
deshace el pimentón, cuidando de que no se queme y se vierte
sobre el conjunto. Se deja cocer lentamente hasta que todo esté bien
tierno y unido.

ELABORACIÓN
(Crock-Pot):

Se
remoja el lacón durante en agua templada y las fabas en agua fría
durante 12 horas. Escurrimos las fabas y las aclaramos y escurrimos
el lacón.

Ponemos
en la Crock-Pot las fabas, las morcillas, los chorizos,
el tocino y el lacón. Cubrimos con agua y cocinamos 4
horas
en temperatura baja.

Lavamos
las berzas y las picamos. Pelamos las patatas, las lavamos y las
cortamos como cuando se hace tortilla. En una sartén, calentamos un
poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos un diente de
ajo pelado y entero y cuando esté dorado lo estrujamos con un
tenedor (para que suelte el sabor) y lo retiramos. Añadimos una
cucharadita de pimentón dulce con mucho cuidado de que no se queme.

Añadimos
las patatas, las berzas y el pimentón a la
Crock-Pot y cocinamos 6 horas más en temperatura baja.
Si es necesario, añadimos más agua templada.

Es
importante preparar el plato con tiempo, ya que si las fabas no son
nuevas les costará más estar en su punto. Si con las 10 horas las
fabas están mantecosas y aún falta para la hora de comer, no pasa
nada; estos platos ganan cuando están reposados.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *