Calabazas de pan

Imprime esta receta

¿Qué
mejor manera de conmemorar Halloween que viendo “La
novia cadáver”
? En realidad, casi cualquier película de
Tim Burton sería perfecta para esta noche. Pero esta película
ha sido la elegida para el Reto Cocina de Película.

Ya
han pasado 11 años desde su estreno, pero merece la pena volver a
verla todas las veces que haga falta.

Para
este día tan terrorífico yo he elegido estas calabazas de pan que
preparé con la misma masa que el pan de pimientos del piquillo.

INGREDIENTES:

Harina
de trigo: 350 gramos.
Azúcar:
3 cucharadas.
Aceite
de oliva virgen extra: 30 mililitros.
Sal:
1 y 1/2 cucharadita.
Nata
18% M.G.: 50 mililitros.
Pimientos
del piquillo: 50 gramos.
Agua:
80 mililitros.
Levadura
seca de panadero: 2,33 gramos.
Chorizo.

ELABORACIÓN:

Preparamos
la salsa de pimientos calentando la nata con los pimientos en
un cazo. Cuando de un hervor, la retiramos del fuego y la pasamos por
la batidora.

En
un bol mezclamos el agua y la harina y dejamos que repose tapado
durante media hora.

Añadimos
el resto de los ingredientes y amasamos con reposos; esto es,
amasado de unos 5 minutos y reposo de 10 minutos. Este proceso
debemos repetirlo hasta que la masa esté lisa, sin grumos.

Pasamos
la masa a un bol con aceite y la plegamos sobre sí misma;
imaginándonos que es un cuadrado estiramos y doblamos hacia el
centro cada lado. Cubrimos el bol con papel film y dejamos que repose
durante 30 minutos.

Este
proceso lo repetimos dos veces más. Después del tercer plegado
dejamos que fermente, a temperatura ambiente o en nevera.

Este
sería el proceso:

Plegado
– Reposo de 30 minutos – Plegado – Reposo de 30 minutos – Plegado –
Fermentación.

Cuando
la masa haya subido la volcamos sobre la superficie de trabajo,
cortamos porciones del tamaño de una mandarina,
aproximadamente y las dejamos reposar durante 10 minutos.
Mientras reposa cortamos el chorizo en trozos pequeños de 2
centímetros, aproximadamente.

Metemos
un trozo de chorizo dentro de cada porción de masa y damos forma de
bola. Con una parte del bollo haremos el rabito de la calabaza
que teñiremos con colorante alimenticio de color verde. Colocamos el
rabito en la parte superior del bollo.

Encendemos
el horno a 250ºC con una bandeja metálica en
el suelo del horno.

Cuando
los bollos estén listos para ser horneados los metemos en el horno;
volcamos medio vaso de agua y lo apagamos, dejándolo así 10
minutos.

Pasados
estos 10 minutos lo encendemos a 220ºC con
calor sólo abajo, durante 10 minutos.

Se
cuecen muy rápido, pero si vemos que necesitan más tiempo,
encendemos la resistencia de arriba y vamos controlando la cocción.

Los
dejamos enfriar sobre una rejilla cuando estén listos. Una
vez fríos, los decoramos con colorante verde dibujando los
ojos y la cara.

¿Quieres más?

4 pensamientos en “Calabazas de pan”

  1. Que rica receta, me encanta hacer pan y esta idea esta genial. Aunque pasó tarde la guardo, de antemano me disculpo por pasar a hasta ahora, la verdad tuve una semana de viajes y corre corre locos. Pero me encanta la r ceta
    Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *