Cordero verde (tradicional o Crock-Pot)

Imprime esta receta

Este
mes, “La Cocina Typical Spanish” se pone muy espiritual y nos introduce en monasterios y conventos
para conocer sus platos. “Código Secreto 280” nos invita a recogernos en sus cocinas.
La
receta que os presento pertenece al libro “La Cocina de los
Conventos”
que podéis
ver aquí . Un recetario
muy extenso publicado por la “Academia de la Cocina
Española”
.
En
la receta original se utiliza carnero pero yo lo he sustituido
por ternasco.
Si queréis ver el resto de las recetas de este reto, solo tenéis que hacer click aquí: #elhabitosihacealmonjets


INGREDIENTES
(para 4 personas):
Ternasco:
1 kilo.
Aceite
de oliva virgen extra.
Ajo.
Perejil.
Pimienta.
Miga
de pan.
Vinagre.
Sal.
Vino
blanco.
ELABORACIÓN
(tradicional):
Troceamos
la carne y la dejamos adobándose unos minutos con los
dientes de ajo picados.
En
una cazuela calentamos el aceite de oliva y sofreímos
la carne añadiendo más ajos, pimienta, sal y
perejil. Añadimos un buen chorro de vino blanco y la
dejamos cocerse lentamente.
Al
final de la cocción añadimos un majado de perejil,
miga de pan remojada en vinagre y pimienta.
Dejamos que se cocine unos minutos más con este majado.

ELABORACIÓN
(Crock-Pot):
Troceamos
la carne y la dejamos adobándose unos minutos con los
dientes de ajo picados.
En
una cazuela calentamos el aceite de oliva y sofreímos
la carne añadiendo más ajos, pimienta, sal y
perejil. Añadimos un buen chorro de vino blanco y
mantenemos la carne al fuego hasta que se evapore el alcohol.
Pasamos
la carne con la salsa a la Crock-Pot y cocinamos 4 horas
en temperatura baja. Vamos controlando la temperatura de la
carne y cuando esté a 70ºC añadimos un majado de
perejil, miga de pan remojada en vinagre y
pimienta. Dejamos que se cocine hasta los 74ºC.


Opcionalmente,
podemos darle un golpe de grill en el horno para que el
aspecto sea más tostado. Con 5 minutos es suficiente.

¿Quieres más?

8 pensamientos en “Cordero verde (tradicional o Crock-Pot)”

  1. Madreeeeeeeeeeeeeeee que yo solo como cordero dos o tres veces al año (mi médico no me deja, tengo el colesterol disparatado y no saben qué hacer con mis 53 kilos de peso y casi 200 de colesterol jajajajaja eso de no poder ponerme a dieta les tiene despistados) pero desde luego, bien podría ser esta una de las ocasiones para darme el gusto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *