Pesto

Imprime esta receta

Las
consecuencias de haber sido una niña “mal comedora” es que
me cuesta mucho probar cosas nuevas. Cuando era pequeña, los
macarrones solo los comía con tomate y tenía que ser mucho tomate,
porque si no me sabía a macarrones y ya no me gustaban…

Cuando
me independicé, viví sola durante muchos años y acomodé mis
comidas a mis gustos, sin salir de esa zona de confort. Por suerte,
tengo un compañero de vida con unos gustos diferentes a los míos y
con el paso del tiempo me voy animando a probar cosas nuevas.

El  pesto es una salsa
típica la Liguria
(Italia).
Su ingrediente principal es la albahaca.

La palabra «pesto» viene del genovés pestare,
que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma en que
tradicionalmente se prepara esta salsa.

La
primera vez que probé esta salsa fue hace unos meses, una de la
marca
“Buitoni”.
Sin llegar a entusiasmarme, me gustó. Así que cuando hace unos días
quería preparar una salsa para la pasta rellena y como tenía
piñones que me habían sobrado de preparar el bizcocho de piñones y canela decidí aprovecharlos (¡al precio que van no se pueden
desaprovechar!) y preparar esta salsa.

Recurrí
de nuevo a
“La cocina italiana de Jamie Oliver” y ahí estaba esta receta. Es muy sencilla de preparar, así que merece la pena hacerla casera en lugar de comprarla.

INGREDIENTES
(para 4 personas):

Piñones:
un puñado.
Ajo:
1/2 diente.
Sal.
Pimienta
negra.
Albahaca
fresca: 3 puñados de hojas.
Queso
parmesano.
Aceite
de oliva virgen extra.

ELABORACIÓN:

Colocamos
los piñones
en un plato y los metemos 1
minuto

en el microondas
a potencia máxima. No queremos que se tuesten, solo que se calienten
para que se potencie su sabor.

En
el mortero
ponemos el ajo
picado, sal
y las hojas de albahaca.
Machacamos y lo pasamos a un bol.

Machacamos
los piñones
en el mortero y los añadimos al bol.

Añadimos
parmesano
rallado

y removemos. Echamos un poco de aceite
de oliva

de manera que los ingredientes se liguen y la salsa quede jugosa.
Salpimentamos
a nuestro gusto y añadimos más queso. Vamos añadiendo aceite
de oliva

y queso
hasta que la salsa quede a nuestro gusto de consistencia y sabor.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *