Croissants de queso y cecina

Imprime esta receta

Nuestra
última escapada para visitar a la familia incluyó un pequeño viaje
para ir a visitar a parte de mi familia paterna que vive en León.

León
es una ciudad preciosa, llena de recuerdos de mi infancia, cargada de
rincones muy especiales, con bares donde las tapas son manjares.

Pero,
aunque esté feo decirlo, lo mejor de León es su embutido.
Así que lo primero que hicimos cuando llegamos fue ir a comprar. No
voy a contaros todo lo que adquirimos porque sería casi una lista
interminable, pero de las cosas que más me llamaron la atención en
la charcuteria fue la cecina para untar.

La
cecina de vaca me parece un manjar, con ese sabor ahumado tan
intenso y ese color granate. En “Embutidos Entrepeñas”
la han preparado para untar, ¿cómo no iba a probarla?. Con queso y
un trozo de pan está para chuparse los dedos pero podemos preparla
de otras maneras…

INGREDIENTES:

Hojaldre:
una lámina redonda.
Queso
de cabra para untar.
Cecina
para untar.
Huevo:
1.

ELABORACIÓN:

Sacamos
el hojaldre de la nevera y dejamos que se atempere.

Encendemos
el horno a la temperatura que nos indique el hojaldre.

Estiramos
la lámina y la cortamos.

Untamos
cada porción de hojaldre con el queso y la cecina.

Enrollamos
los croissants y los colocamos en la bandeja del horno cubierta
con papel sulfurizado.

Batimos
el huevo y con él pintamos los croissants.

Horneamos
hasta que estén dorados.

¿Quieres más?

4 pensamientos en “Croissants de queso y cecina”

  1. Cada región tiene su encanto y su especialidad culinaria… León tiene uno de los mejores embutido es así jeje! No he probado nunca la cecina pero no me falta ganas, tu receta me parece estupenda con lo que me gustan las tapitas así mmm! Besitos!

  2. Qué curioso esto d ela cecina para untar, no lo hubiera imaginado. Se ven riquísimos los cruasáns, te han quedado muy chulos. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *