Pan blaa

Imprime esta receta

Tengo
auténtica devoción por los bollos de pan tiernos, así que cuando
vi esta receta en “Migas en la mesa” no pude resistirme a prepararlos.

Los
míos están un poco más tostados, pero este pan blaa de origen
irlandés es un pan blanco, con harina espolvoreada por encima. Así
que si los queréis parecidos a los auténticos tendréis que
cubrirlos con papel de aluminio durante la cocción.

Los
irlandeses los toman con mantequilla para desayunar pero yo me quedo
con un buen aceite de oliva virgen extra.

INGREDIENTES:

Harina
de trigo: 500 gramos.
Agua:
300 mililitros.
Levadura
fresca: 10 gramos (si utilizamos levadura seca necesitaremos 3,3
gramos).
Sal:
10 gramos.
Azúcar:
10 gramos.
Mantequilla
a temperatura ambiente: 10 gramos.
Valores
nutricionales (por ración de 100 gramos):
Kilocalorías:
235.
Hidratos
de carbono: 48 gramos.
Grasas:
2 gramos.
Proteínas:
6 gramos.

Precio
(por ración de 100 gramos):
0,07€.



ELABORACIÓN:

En
un bol mezclamos la harina con el agua y dejamos que repose tapada
durante 30 minutos.

Si
utilizamos levadura fresca, reservamos 10 mililitros del agua para
deshacerla.

Añadimos
el resto de los ingredientes y amasamos con reposos; esto es, amasado
de unos 5 minutos y reposo de 10 minutos. Este proceso debemos
repetirlo hasta que la masa esté lisa, sin grumos.

Pasamos
la masa a un bol con aceite y la plegamos sobre sí misma;
imaginándonos que es un cuadrado estiramos y doblamos hacia el
centro cada lado. Cubrimos el bol con papel film y dejamos que repose
durante 30 minutos.

Este
proceso lo repetimos dos veces más. Después del tercer plegado
dejamos que fermente, a temperatura ambiente o en nevera.

Este
sería el proceso:

Plegado
– Reposo de 30 minutos – Plegado – Reposo de 30 minutos – Plegado –
Fermentación.

Una
vez que la masa ha doblado su volumen la volcamos sobre la superficie
de trabajo enharinada y la desgasificamos.

Cortamos
la masa en porciones y hacemos los bollitos. Los espolvoreamos con
harina, los tapamos con un paño de algodón y dejamos que leven por
segunda vez.

Encendemos
el horno a 250ºC.

Horneamos durante 15 minutos; comprobando antes
de sacarlos del horno que están bien cocidos.

Los
sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *