Carne guisada al estilo chigre (tradicional y Crock-Pot)

Imprime esta receta

Si
hay algo típico de Asturias, son los chigres. En peligroso
proceso de extinción, son aquellos bares donde se sirve y escancia
sidra. Tienen una característica que los hacen fácilmente
diferenciables de cualquier otro bar y es que podemos ver el suelo
alrededor de la barra con serrín; cuyo fin no es otro que absorber
la sidra que chisca del vaso al escanciarla.

Es
por todo esto que el olor de los chigres es muy característico: una
mezcla entre serrín y sidra que a mi me hace rejuvenecer unos
cuantos años en cuanto lo detecto.

La
receta de hoy pertenece al libro “Platos típicos de
Asturias”
de María Luisa García.

INGREDIENTES
(para 4 personas):

Carne
de ternera: 800 gramos.
Cebolla
grande: 1.
Pimentón
dulce: 1/2 cucharada.
Vino
blanco: 200 mililitros.
Laurel:
1 hoja.
Aceite
de oliva virgen extra.
Ajo.
Perejil.
Sal.

Valores
nutricionales (por ración):
Kilocalorías:
516.
Hidratos
de carbono: 14 gramos.
Grasas:
18 gramos.
Proteínas:
54 gramos.

Precio
(por ración):
1,86€.

ELABORACIÓN
(TRADICIONAL):

Cortamos
la carne en dados, la sazonamos con ajo muy picado y la
dejamos reposar una hora.

Troceamos
la cebolla. En el mortero machacamos dos dientes de ajo y una
rama de perejil y lo desleimos con el vino.

Salamos
la carne y la rehogamos en una cazuela con el aceite de oliva
caliente. Añadimos la cebolla picada, el laurel, un poco de
guindilla. Removemos bien y añadimos el majado del mortero.

Tapamos
la cacerola y dejamos cocer a fuego bajo hasta que la carne esté
tierna. Si se queda sin caldo se puede añadir agua fría poco
a poco.

ELABORACIÓN
(CROCK-POT):

Cortamos
la carne en dados, la sazonamos con ajo muy picado y la
dejamos reposar una hora.

Troceamos
la cebolla. En el mortero machacamos dos dientes de ajo y una rama de
perejil y lo desleimos con el vino.

Salamos
la carne y la rehogamos en una cazuela con el aceite de oliva
caliente. Añadimos la cebolla picada, el laurel, un poco de
guindilla. Removemos bien y añadimos el majado del mortero.

Dejamos
que se evapore el alcohol y pasamos todo el contenido de la
cacerola a la Crock-Pot.

Cocinamos
durante 4 horas en temperatura alta.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *