Pan flor

Imprime esta receta

Que bonito, ¿verdad? Este
pan lo vi en “Amigos del pan casero” y me llamó la
atención su forma, además de que es muy sencillo de realizar. Y,
como remate, es un pan que está rico; con una textura similar a un
bollo, tierno y con mucha miga.

INGREDIENTES (para un molde
de 28 centímetros):

Harina de trigo: 610 gramos.
Aceite de oliva virgen
extra: 15 mililitros.
Agua: 335 mililitros.
Sal: 7 gramos.
Azúcar: 20 gramos.
Leche en polvo: 20 gramos.
Levadura fresca: 12,2 gramos
(si utilizamos levadura seca serán 4,06 gramos).

ELABORACIÓN:

Preparamos la masa como
cualquier otro pan: en
un bol mezclamos el agua y la harina y dejamos que repose tapado
durante media hora.

Añadimos
el resto de los ingredientes y amasamos con reposos; esto es, amasado
de unos 5 minutos y reposo de 10 minutos. Este proceso debemos
repetirlo hasta que la masa esté lisa, sin grumos.

Pasamos
la masa a un bol con aceite y la plegamos sobre sí misma;
imaginándonos que es un cuadrado estiramos y doblamos hacia el
centro cada lado. Cubrimos el bol con papel film y dejamos que repose
durante 30 minutos.

Este
proceso lo repetimos dos veces más. Después del tercer plegado
dejamos que fermente, a temperatura ambiente o en nevera.

Este
sería el proceso:

Plegado
– Reposo de 30 minutos – Plegado – Reposo de 30 minutos – Plegado –
Fermentación.

Dejamos
que fermente en un bol tapado con papel film. Una vez que haya subido
dividimos la masa en 9 porciones: 8 de 100 gramos y la novena con lo
que sobre de masa.

Estiramos
la novena porción en la base del molde. Con un cuchillo muy afilado
dibujamos una estrella, sin que los cortes lleguen hasta el final de
la masa. Con las otras 8 porciones de masa haremos bolas que iremos
colocando en el molde. Abrimos los triángulos que tenemos dibujados
en la base. Lo ideal sería que la punta de cada triángulo coincida
con una bola de masa.

Tapamos
el molde con un paño de algodón y dejamos que suba por segunda vez.

Mientras
tanto encendemos el horno a 250ºC con una bandeja metálica en el
suelo.

Cuando
el horno esté caliente y la masa en su punto metemos el molde,
echamos medio vaso de agua sobre la bandeja del suelo y apagamos el
horno durante 10 minutos.

Encendemos
el horno a 220ºC con calor abajo durante 10 minutos y terminamos la
cocción hasta que el pan esté dorado con calor arriba y abajo.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *