Patatas guisadas con costillas (tradicional y Crock-Pot)

Imprime esta receta

Hoy vamos a preparar un
guiso clásico y barato, cuyos ingredientes básicos son las patatas
y las costillas de cerdo.

Un apunte sobre las
costillas de cerdo: en los supermercados “Dia%” venden unas
muy buenas de la marca “Campofrío”. Son muy carnosas y
están muy bien de precio.

INGREDIENTES (para 4
personas):

Patatas: 600 gramos.
Costilla de cerdo troceada:
400 gramos.
Laurel: 1 hoja.
Pimentón dulce: 1
cucharadita.
Zanahoria: 1.
Vino blanco: 1 chorro.
Perejil.
Ajo: 2 dientes.
Aceite de oliva virgen
extra.
Sal.

ELABORACIÓN (tradicional):

Pelamos las patatas, las
lavamos, las secamos y las troceamos. Hacemos lo mismo con la
zanahoria.

En el mortero machamos los
dos dientes de ajo con el perejil. Añadimos el pimentón y el vino
blanco y lo mezclamos todo.

En una cacerola con aceite
de oliva doramos las costillas. Añadimos la zanahoria y las patatas
y removemos bien.

Añadimos a la cacerola el
majado del mortero y la hoja de laurel. Cubrimos las patatas con agua
y las dejamos a fuego alto hasta que el alcohol se evapore. Entonces
bajamos el fuego y las dejamos cocinando hasta que las patatas estén
tiernas.

ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Pelamos las patatas, las
lavamos, las secamos y las troceamos. Hacemos lo mismo con la
zanahoria.

En el mortero machamos los
dos dientes de ajo con el perejil. Añadimos el pimentón y el vino
blanco y lo mezclamos todo.

En una cacerola con aceite
de oliva doramos las costillas. Añadimos la zanahoria y las patatas
y removemos bien.

Añadimos a la cacerola el
majado del mortero y la hoja de laurel. Cubrimos las patatas con agua
y las dejamos a fuego alto hasta que el alcohol se evapore. Pasamos
las patatas a la Crock-Pot y las cocinamos durante 4 horas en
temperatura alta.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *