Coca de tomate de La Vall d´Uixó

Imprime esta receta
Esta
semana, en nuestro periplo castellonense nos acercamos hasta la Vall
d´Uixó
, en la comarca de la Plana Baja, donde podemos probar
esta coca de tomate. Es tradición comerla en las
fiestas locales (el lunes siguiente al lunes de Pascua y el lunes
siguiente al segundo domingo de octubre ) y en la noche de
San Juan.

La
receta la encontré en
Foro Vegetariano.
Aunque la receta
original lleva cebolla y piñones yo no se lo puse.

Las
cocas
son muy típicas en todas las poblaciones del Mediterráneo. Esta
coca de tomate de la
Vall d´Uixó
es
toda una delicia. Con todos los ingredientes que lleva se convierte
en un plato fantástico y por su tamaño es ideal para compartir en
una cena.

INGREDIENTES:

Harina
de trigo: 500 gramos.
Agua:
250 mililitros.
Aceite
de oliva virgen extra: 125 mililitros + la necesaria para el sofrito.
Levadura
seca: 3,3 gramos (si utilizamos levadura fresca necesitaremos 9
gramos).
Sal:
10 gramos.
Azúcar:
5 gramos.
Tomate:
un kilo.
Cebolla:
una.
Pimiento
rojo: uno.
Piñones
tostados: 2 cucharadas.
Huevo
cocido: uno.

Valores
nutricionales (por porción de 100 gramos):
Calorías:
369.
Hidratos
de carbono: 46 gramos.
Grasas:
17 gramos.
Proteínas:
8 gramos.

Precio
(por ración):
0,71€.

ELABORACIÓN:

En
un bol mezclamos la harina, el agua, la levadura, la sal y el aceite.
Cuando esté bien mezclado empezamos a amasar hasta que la masa esté
lisa, sin grumos.

Si
la masa se tensa y nos cuesta amasarla, la dejamos reposar 5 minutos
de manera que el glúten del trigo se relajará y no nos ofrecerá
tanta resistencia. Este descanso podemos hacerlo tantas veces como
sea necesario.

La
dejamos reposar dentro de un bol que taparemos con papel film o con
un paño durante 30 minutos.

Pasado
ese tiempo colocamos un papel de hornear sobre la bandeja del horno y
volcamos la masa en él.

Con
las manos, la estiramos hasta que ocupe toda la bandeja. Durante este
proceso podemos recurrir al reposo si vemos que la masa se encoge
después de estirarla. La dejamos descansar un rato y seguimos
estirando.

Pinchamos
toda la masa con un tenedor o con un palillo para evitar que suba
demasiado durante la cocción.

Tapamos
la masa y cocemos un huevo en agua hirviendo durante 13 minutos.
Cuando haya terminado la cocción pasamos el huevo por agua fría
para que sea más fácil pelarlo.

Encendemos
el horno a 250º.

Mientras
el horno se calienta vamos preparando el tomate. Primero, partimos los tomates por la mitad y los rallamos para sacar toda la carne.
Picamos la cebolla y el pimiento rojo.

Calentamos
un poco de aceite de oliva en una sartén y sofreímos el pimiento
rojo. En otra sartén sofreímos la cebolla. Cuando la cebolla esté
dorada añadimos el pimiento sofrito y el tomate rallado. Ponemos un
pellizco de sal y dos de azúcar y removemos bien.
Repartimos
la salsa sobre la masa añadiendo los piñones y el huevo cocido
rallado.

Horneamos
a 250ºC durante 10 minutos y 25 minutos más a 200ºC. Dejamos
enfriar sobre una rejilla.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *