Ropa vieja en Crock-Pot

Imprime esta receta
Aprovechar las sobras de una
comida es, para mi, uno de los grandes retos cuando cocino. Odio
(como supongo que os ocurrirá a la mayoría) tirar comida.
Afortunadamente, pocas veces ocurre, por tres razones:

1) Cocino la cantidad justa.
Prefiero quedarme corta que pasarme.
2) Busco la manera de
aprovechar cualquier resto de comida.
3) Tengo una perra y varios
gatos que dan buena cuenta de lo poco que sobra.

En el caso de la receta de
hoy, tenía unos restos de pollo guisado. La manera más frecuente de
reutilizarlo es en croquetas, pero es que las de pollo no me gustan
(¡con lo que me gustan las croquetas!). Así que, pensando y pensado, me acordé de la ropa vieja, un plato típico del sur de España.

Nunca lo había probado
porque en Asturias y en Aragón no hay costumbre de comerlo pero lo
había oído tantas veces y tenía tantas ganas de probarlo que me
animé a hacerlo para darle salida al pollo.

Es un plato de
aprovechamiento que se hace con los restos de un cocido, generalmente
con carne de ternera. Pero, ¿por qué no con pollo?

Me leí varias recetas y
cogiendo apuntes de cada una preparé esta.

INGREDIENTES (para 4
personas):

Garbanzos: 400 gramos (o los
que nos hayan sobrado del cocido).
Restos de carne.
Pimiento rojo: 1.
Cebolla: 1.
Ajo: 2 dientes.
Tomate: 2.
Vino blanco: 150 mililitros.
Pimentón: 1 cucharadita.
Pimienta negra.
Tomillo: 1 cucharadita.
Laurel: 1 hoja.
Sal.
Aceite de oliva.
Patatas.

ELABORACIÓN:

Desmenuzamos los restos de
carne y reservamos.

Pelamos y cortamos en
láminas los dientes de ajo y troceamos el pimiento y hacemos un
sofrito. Cuando comience a dorarse añadimos el tomillo, la pimienta
negra, el laurel y el pimentón.

Removemos en la sartén y
añadimos el vino, dejándolo al fuego hasta que el alcohol se
evapore. Una vez evaporado lo pasamos a la Crock-Pot.

Escaldamos los tomates para
poder pelarlos. Una vez pelados, los troceamos en dados y los freímos
en la misma sartén con un poco de aceite de oliva hasta que pierdan
parte del líquido. Los pasamos a la Crock-Pot.

Cocinamos durante 3 horas en
temperatura alta.

En la sartén sofreímos los
garbanzos hasta que se doren y los echamos junto con la carne
desmenuzada en la Crock-Pot cocinando durante media hora más.

Freímos unas patatas y
servimos la ropa vieja sobre ellas.

¿Quieres más?

2 pensamientos en “Ropa vieja en Crock-Pot”

  1. A mi tambien me cuesta conseguir reciclar losr estos de comida pero esta es una opcion muy rica seguro que esta ropa vieja estaba de rexupete.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *