Sequillos de Chóvar (tradicional o Cecomixer)

Imprime esta receta

Los
sequillos se preparan en muchas partes de España pero la receta de
hoy es la típica de Chóvar, un pueblo de Castellón. La receta la
encontré en la web de su Ayuntamiento.
El
sabor me recuerda a las rosquillas de Santa Clara que tantas veces
comí de pequeña. Ya entonces me gustaba la repostería “seca”,
sin almíbares ni rellenos.
Van
cubiertos con una glasa; en la receta original se glasean por los dos
lados pero como para mi ya estaban suficientemente dulces con una
capa de glaseado, no puse la capa del lado inferior.
INGREDIENTES:

Huevos:
12.
Aceite
de oliva suave: 150 mililitros.
Harina
de trigo: 400 gramos.
Azúcar
glass: 600 gramos.
ELABORACIÓN
(tradicional):
Calentamos
el horno a 200ºC.
Separamos
y reservamos 7 claras de la docena de huevos. Los otros 5 huevos y 7
yemas los batimos. Añadimos el aceite y batimos durante 5 minutos.
Añadimos la harina tamizada y mezclamos hasta que obtengamos una
masa homogénea.
En
una bandeja de horno vamos colocando los sequillos. Cogemos una
cucharada (no muy grande) de la masa y con las manos la estiramos. Si
se nos pega la masa nos enharinamos las manos para poder trabajar
bien.
Dejamos
que se horneen durante 20 minutos.
Dejamos
que se enfríen y preparamos la glasa. En un bol ponemos las 7 claras
y las batimos hasta que alcancen el punto de nieve. En ese momento
vamos añadiendo el azúcar glass poco a poco.
Pintamos
cada sequillo por una cara con el glaseado y los dejamos secar al
sol. Una vez secos pintamos la otra cara y los dejamos secar de
nuevo.
ELABORACIÓN
(Cecomixer):
Calentamos
el horno a 200ºC.
Separamos
y reservamos 7 claras de la docena de huevos. Los otros 5 huevos y 7
yemas los batimos 3 minutos a velocidad 5 con las varillas. Añadimos
el aceite y batimos durante 5 minutos a velocidad 5. Añadimos la
harina tamizada y mezclamos 4 minutos a velocidad 6 con el amasador
plano.
En
una bandeja de horno vamos colocando los sequillos. Cogemos una
cucharada (no muy grande) de la masa y con las manos la estiramos. Si
se nos pega la masa nos enharinamos las manos para poder trabajar
bien.
Dejamos
que se horneen durante 20 minutos.
Dejamos
que se enfríen y preparamos la glasa. En el bol ponemos las 7 claras
con las varillas y en la jarra el azúcar. Programamos velocidad 10
hasta que las claras estén montadas.Ponemos velocidad 2 y vamos
añadiendo poco a poco el azúcar glass a las claras montadas
Pintamos
cada sequillo por una cara con el glaseado y los dejamos secar al
sol. Una vez secos pintamos la otra cara y los dejamos secar de
nuevo.

¿Quieres más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *